Lavado de Bicis

   Una vez en meta la organización habilitará una zona de lavado donde podrás limpiar tu bicicleta.

Pulveriza con un desengrasante por todas las partes donde se acumule suciedad y grasa (cadena, coronas, cambio, desviador, platos y bielas, puentes de freno…) déjalo actuar unos 10 minutos, y luego retíralo con agua, preferiblemente de una manguera, no a presión puesto que se podría dañar. Una vez hecho esto, utiliza un buen aceite con teflón o con algún aditivo anti-humedad para engrasar la cadena y todas las articulaciones.

En la limpieza de la cadena, platos y piñones, pulveriza con un desengrasante, deja actuar unos 10 minutos y aclara con la ayuda de una manguera. Puedes utilizar un cepillo (de dientes por ejemplo) para llegar a los puntos menos accesibles. Una vez hecho esto, no olvides aplicar de nuevo el aceite engrasante.

Cerrar menú